El III Festival de Escuelas de Teatro de la Fundación SGAE encara su recta final

festival_de_escuelas_de_teatro_noticias_2

Foto: Algis Arlauskas, coordinador del programa, junto a una representación del alumnado de Ánima Eskola Bilbao, en la presentación de la actual edición. SGAE

Las últimas tres funciones en el Teatro Campos tienen lugar entre hoy y mañana, y el domingo, reparto de premios en la gala final

Este fin de semana finaliza la tercera edición del Festival de Escuelas de Teatro organizado por la Fundación SGAE, iniciado el pasado martes y con una afluencia de público superior a los dos anteriores años, según sus responsables. Buenas noticias para un festival en el que esta misma tarde la compañía de la Universidad de Navarra Speculum Vitae presenta La nana para un hombre muerto, creación íntegra del dramaturgo Pachi Muñoz. Mañana es el turno de La jauría, de la Escuela de Teatro cuarta pared de Madrid, con Déjame ser la sombra de tu perro, del autor y director Daniel Dimeco. También el domingo aunque fuera de concurso, Ánima Eskola Bilbao, cuyo responsable Algis Arlauskas coordina el programa del Festival, presenta Pabellón nº 6, un compendio de textos de Chejov adaptados por David Valdevira, director de la representación.

La gala final, que se celebrará el domingo 6 de julio por la tarde de manera abierta y gratuita (hasta completar aforo), incluirá la actuación del reconocido y veterano mimo Carlos Martínez; la entrega de galardones propia de todo festival, con los premios a la mejor autoría / texto original o adaptación, mejor dirección, mejor interpretación femenina, mejor interpretación masculina y el premio del público; así como la actuación de la compañía de teatro musical Let´s Dance, de la bilbaína Eva Ausín.

Por participar y resultar elegidos, los cinco grupos seleccionados (tres de la CAPV, uno de la CFN y otro de Madrid) obtienen una ayuda compensatoria de 250 euros. El premio al mejor espectáculo recibirá una grabación editada de su obra y entrará en la programación del Campos en otoño. Dicha grabación se realizará cuando la obra premiada sea programada. El jurado está compuesto por una representación de la Fundación SGAE; el pedagogo y director teatral Kepa Ibarra; y el productor y gestor teatral Gonzalo Centeno.

Al margen del programa oficial, Carlos Martínez

Uno de los platos fuertes de este Festival es la master class que el actor de mimo Carlos Martínez, con tres décadas pasadas de trayectoria profesional y presencia en más de 30 países, impartirá el día 6, de 10:00 a 14:00 horas. La matrícula sigue abierta (20€). Basta contactar con Ánima Eskola Bilbao en el teléfono 94 406 21 58 (info@animaeskola.com) y tantear las plazas existentes para una clase de altura con uno de los mejores actores de mimo de Europa.

Fuera de la programación oficial, en Guión para el silencio, Carlos Martínez (Pravia, Asturias, 1955) ofrece un curso intensivo e interactivo “sobre escribir un espectáculo gestual”. El objetivo es convertir el texto dramático en gestos.

Lleva más de 30 años trabajando como mimo, creando un mundo de gestos que combinan su espíritu y humor mediterráneos con un ritmo preciso y una técnica cuidada. Este lenguaje personal es a la vez universal y le ha dado la libertad de actuar no solo en España sino también en el resto de Europa con sus propios espectáculos: Hecho a mano, Mi Biblia, Libros sin palabras, Tiempo de celebrar, Derechos Humanos y Espejismo. Como profesor, Martínez ha participado en la formación de varios grupos de teatro y ha impartido cursos de pantomima, expresión corporal y teatro en escuelas de artes dramáticas, en las universidades de Lleida y de Zaragoza, y en numerosos festivales de arte internacionales. Dirige espectáculos de teatro gestual e imparte seminarios para el Instituto Cervantes, Amnistía Internacional y para eventos corporativos. Más información en su página web.

Apertura al exterior

Según Algis Arlauskas, el Festival quiere “abrirse a las compañías y centros educativos del resto del Estado así como del extranjero”, y ya han comenzado los sondeos y los contactos con otras experiencias similares que se celebran en diferentes localidades de Francia o Italia. Para el coordinador del certamen, además, aun siendo “muy importante, todo esto no es el leit motiv de la iniciativa, más bien, el hecho de actuar en una sala grande y de las características de la principal de Bertendona, supone una oportunidad única en unas carreras emergentes, un suceso histórico para unos actores jóvenes llenos de talento e ilusión, que no suelen tener oportunidades así”.